jueves, 8 de mayo de 2014

¿Cómo hacer un blog en Cuba? Necesaria actualización

En la era moderna, donde se le rinde culto a la INTERNET, es casi una ofensa estar sin conexión, en los países del primer mundo tener una publicación digital es prácticamente como llevar un diario escolar.
Mientras crece la distancia de la capital nacional o de las capitales de provincia la realidad se convierte en un golpe demoledor que a los más tozudos le  quita todo empeño de acercarte al mundo.
Decir lo que se piensa y que otros lo conozcan ya es una necesidad de la sociedad digital que ha roto todas las fronteras, pues a diario son millones los que buscan sus intereses con Google o solo ven los videos que son puestos en You tube.
¿Cómo hacer entonces un blog en Cuba?... o más crítico aún, ¿Cómo hacer un blog en un municipio del interior de Cuba?(es decir, fuera de La Habana, dos realidades totalmente distintas) Existe una verdad innegable; lo que se pueda escribir, dentro o fuera de la isla, no será leído por el resto de los cubanos.
El sacrificio personal de quien escribe resulta invisible, pero solo el que convive con el hacedor de un blog en Cuba conoce cuantas  horas fuera de las  obligaciones cotidianas ha de dedicar para darle vida a estas bitácoras personales, las que surgieron precisamente cómo algo personal, donde cada quien en el mundo plasmaba lo que sentía y vivía de una forma muy espontánea y sin muchos requisitos, pero para los cubanos se han convertido en aliviaderos de sentimientos y necesidades de expresión.
Para sostener estos sitios personales desde Cuba no siempre existe el tiempo, no siempre existe la  conexión, casi nunca se puede sacrificar el salario de una semana para pagar una hora de Internet, no siempre existe la idea en el momento que aparece la PC, no siempre se puede ser capaz de saltar por encima de las abrumadoras cotidianidades para escribir en la red y aún así existen cientos de blogs emitidos desde la isla, por fuerza mayor como dijeran unos, yo digo que es por ahínco, por esa necesidad de decir, por la necesidad de ser escuchados. (LOS BLOG PARALELOS CON LA PRENSA OFICIAL SON HARINA DE OTRO COSTAL)
Escribir un blog  es, aún cuando implica sacrificios, uno de los goces más plenos que puede experimentar aquel que tiene el privilegio de llegar al mundo através de la red de redes, aún cuando tenga que sortear obstáculos de todo tipo, incomprensiones de toda clase y hasta la familia, que nunca ha navegado en la red, que no comprende por qué se le dedica tanto tiempo sin el más mínimo beneficio material.
Hacer un blog en Cuba no es fácil, no lo puede hacer cualquiera, trae más problemas que soluciones, obliga desandar un filoso camino donde la libertad de decir y la necesidad de expresión entran en una cuestionable contradicción. Pero aún así se hacen, los blogueros  se convierten en  escritores, editores y censores. Unos son manipulados, otros contestatarios, otros disidentes, a otros se les tilda de blogs muertos al convertirse en replicas de la información oficialista,  pero todos cubanos con el empeño y las dificultades de hacer un blog en Cuba.