miércoles, 2 de abril de 2014

Los coqueteos economicistas de un país

Los coqueteos economicistas de los últimos años corren el riesgo de desvirtuar cada vez más el proyecto social que se le prometió al cubano. No puede hablarse de una planificación económica, cuando a la larga no existe un plan de desarrollo nacional que sustente decisiones sostenidas pragmáticamente en la fallida intención de la acumulación, estabilización o recuperación del capital en el mejor de los casos.(economia prostituida) 
La voz pópuli con mayor cantidad de cuestionamientos se hace una pregunta entre tantas: ¿Cómo  el PIB del país crece y eso no se ve reflejado en crecimiento de salario, disminución de costos o aumento de oportunidades, cómo no se vio reflejado en el crecimiento del ciudadano medio?
Mientras el espacio vacío existente entre el discurso oficial y el pensamiento social crece, no resulta un secreto para nadie que Cuba se encuentra marcada por patrones culturales occidentales,  los cuales lastran inevitablemente la necesidad urgente de emancipación real, de sostenibilidad económica y social y de equidad nunca lograda. La limitada visión de futuro brota de un conflicto intergeneracional pronunciado en las últimas décadas, la cual  lanza a todo un pueblo a los comienzos de la década de los noventa.
Sería absurdo evolucionar cuando sólo se tiene sobre la mesa un único modelo de desarrollo. Vivir en sociedad es un proceso lleno de contradicciones y complejidades y mucho más, cuando se vive en una sociedad en "transición sostenida", que permanece probando estrategias  sobre la marcha carentes de métodos fundamentados y necesitadas de una perspectiva desarrolladora y emancipadora.
Avanzar no puede significar borrar un pasado y comenzar a ensayar, ensayar y ensayar una y otra vez con un presente risiblemente innovador y lleno de buenas voluntades, de buenas voluntades está hecho el mundo y se está cayendo a pedazos, como aquellas casas que en los años noventa se hicieron de bajo costo.
De nada vale solidificar la economía, hacerla eficiente y eficaz, si quienes dirigen el estado cubano no son capaces de permitir el crecimiento de hombres y mujeres empoderados, emancipados, participativos, comprometidos, liberados de todo signo de apatía y enajenación.
Un pasado contradictorio  desvirtúa a un presente lleno de contradicciones, y no porque el pasado aflore como fantasma cargado de las imperfecciones sociales de la seudorepública, sino que se encarga abrumadoramente de mostrar esos descalabros del proyecto socioeconómico actual de Cuba, que dista mucho de mostrar la perfección prometida.
Se habla de cambios, se enumeran cambios, se festeja con aparentes y bien comedidos cambios, pero, sólo un cambio radical, superador y crítico puede romper con anquilosados esquemas que se reproducen una y otra vez con intentos de actualizar .

sábado, 15 de febrero de 2014

Sagua Viva tendrá más PALABRAS.

Las palabras que se han dicho no son  nunca ignoradas, olvidadas, renegadas. Pero quedan muchas palabras por decir, muchas que no pudieron ser dichas, otras que cambiaron su significado, otras que hoy deseo decir con la mente abierta y libre, algunas deseo gritarlas, algunas necesitan solo un susurro. Pero estoy claro que nunca fueron, son, ni serán palabras. Y para quienes leen este sitio, solo les adelanto que existirán muchas otras, tal vez liberadas de su disfraz, serán palabras limpias, transparentes y siempre necesarias, pero de Sagua Viva seguirán brotando las PALABRAS.

sábado, 30 de noviembre de 2013

Entrevista con el poeta cubano (y sagüero) Enrique Sacerio-Garí.

El lunes 14 de octubre de 2013 fue presentado, en la sala Villena de la UNEAC , el volumen Para llegar a La Habana y otros poemas, del escritor sagüero  Enrique Sacerio-Garí, un sincero homenaje al primer novelista hispano en ganar el Premio Pulitzer de ficción, el cubano-estadounidense Oscar Hijuelos ... Sagua Viva publica íntegramente dos artículos recientes que nos ayudan a conocer y descubrir la vida y la obra de Sacerio-Garí, autor nacido en la Villa del Undoso.
Entrevista publicada en
 logo
Sería triste si la mente estuviera anclada exclusivamente al sitio en que se está.”
Conversar con Enrique Sacerio-Garí (Sagua la Grande, Cuba, 1945), aunque tan sólo medie un humilde intercambio de e-mails, le da a uno la posibilidad de profundizar en la literatura a un nivel poco transitado. Cultivador de una escritura de escrituras, Haroldo de Campos le identificó como poeta intersemiótico. El bagaje, la tradición, la intertextualidad y, al mismo tiempo, la recurrencia a la observación íntima, a la evocación, a la intuición, son rasgos que definen a este poeta cubano. Poeta cubano y, ahora, poeta de lo cubano, pues muchos años después de Poemas interreales, regresa con un nuevo poemario en el que evoca su isla añorada, además de muchos otros temas de inspiración cotidiana y profunda humanidad. Se trata de Para llegar a la Habana (Bartleby Editores), título con el que rinde homenaje a Lezama Lima.
Actualmente, Enrique Sacerio-Garí es profesor en Bryn Mawr College de Pensilvania.
Enrique Sacerio-Gari
En el prólogo del libro, escrito por Norberto Codina, se habla de una angustia al evocar. ¿Cuánto duele evocar?
Al evocar se siente todo lo que el abanico de sentimientos rememorados aviva. Es bien posible que lo doloroso evocado duela tanto o más que los puntos intensos que se trazan. Evocar también cicatriza.
En “Contorno” habla de ‘un poema que cuenta todo lo que siente’. A grandes rasgos, ¿de qué hablaría ese poema?
“Contorno” es absolutamente metapoético: habla de lo poético más que de sujetos o temas. Es la persona poética que está por cuajar, lo más cercano a la expresión que permanece interno sin pasar la frontera retórica. Siempre falta algo. Serán los lectores los que cuentan.

Entradas populares del mes

Comunidad Sagua Viva

Nuestro sentimiento

Sagua Viva es todo aquello que nos une. Somos un puente entre los sagüeros del mundo y los de esta tierra, entre el pasado y el presente, entre los sueños y las realidades. Donde quiera que exista un sagüero Sagua está Viva.