viernes, 2 de julio de 2010

La mujer hace historia en Sagua la Grande.

Autores:
Mercedes O. Rodríguez Díaz.
Aylín López Carvajal.
Rodolfo Pérez Guerrero.
La historia de la Mujer sagüera concuerda claramente con lo expresado por José Martí en “La Nación”, en Buenos Aires en 1887 “No es que falte a la mujer capacidad alguna de las que posee el hombre, sino que su naturaleza fina y sensible le señala quehaceres más difíciles y superiores”.
Bernardina Domínguez:
Nació el 20 de Mayo de 1826 en Cienfuegos, hija de esclavos que vienen con sus dueños a Sagua y desde entonces comienza a recibir en sus brazos los frutos de los amores sagüeros, fue esta mujer la única partera de la Villa por muchos años. Seria, inalterable, inconmovible, fría, alta y fuerte, su labor era caritativa y desinteresada, nunca exigió honorarios por su trabajo. La notable experiencia que alcanzó, hizo que se le permitiera, según lo dispuesto por las leyes de la época, realizar el examen de matrona, siendo reconocida como la comadrona de Sagua la Grande. Es un símbolo de paz, vida y amor.
Llevaba siempre un pañuelo blanco en la cabeza y su libreta de apuntes de nacidos. Fue querida por todos los sagüeros y tuvo el honor de ayudar al Brigadier José Luís Robau a venir al mundo. Perdió el ojo izquierdo producto del glaucoma. Muere el 23 de Septiembre de 1903 en la ciudad de Sagua la Grande.
Carmen Ribalta:
Benefactora sagüera, mujer excepcional dotada de un gran espíritu de humildad a pesar de haber nacido en cuna de oro. Constantemente aliviaba miserias y desgracias, contribuyendo en obras de caridad y progreso. Creció con una gran fortuna, dueña de los centrales azucareros “Resulta” y “Santa Teresa”, dispuso de sus bienes para obras de caridad como el mantenimiento del Hospital “Pucurull”. Dejó toda su fortuna a su hijo Juan de Dios Oña Ribalta con el compromiso de utilizarla en bien de los pobladores de Sagua la Grande. (Urbanización, calles, iglesias, Hospital de Maternidad, etc.)
Elvira del Monte Lamar (1854-1928):
Chacha del Monte, “La Dama del Paraguas”, número diez y dos (seudónimos). Nació en Matanzas y después del fracaso de la Guerra Chiquita, decidió venir a Sagua con su familia, donde tiene lugar su ejemplar vida de mujer avanzada para su época, fue la personalidad más destacada del Comité Revolucionario Femenino que se destaca en la Villa durante la Revolución del 95. Asesora y confidente del General de Brigada José Luís Robau al que la unió un gran cariño y una lealtad intensa hacia la causa de la independencia.
Chacha, patriota ejemplar, la más sobresaliente personalidad del Comité Revolucionario Femenino, que en el pueblo de Sagua la Grande durante la guerra emancipadora, recauda innumerables recursos para, sin demora alguna, enviarlos al campo insurrecto en la provincia de Las Villas. Después de la guerra trabajó en el Archivo Municipal (1900-1920) hasta que se jubila, se traslada a La Habana y muere en 1928.
Rosalía de Castro:
Nació en Sagua la Grande el 19 de Septiembre de 1895 y murió en La Habana el 19 de Noviembre de 1922. Mujer dotada de una agilidad mental sorprendente y con grandes inclinaciones hacia las letras desde niña, así fue vista por grandes figuras de la crítica como Enrique J. Varona.
En La Habana comienza a manifestarse en el género de las manifestaciones poéticas colaborando con la revista “Letras Cubanas”. De ella escribió José Manuel Carbonell en su Enciclopedia “La evolución de la cultura”: “Posee la singularidad de Gertrudis Gómez de Avellaneda, la sensibilidad de Luisa Pérez de Zambrana, la inspiración de Mercedes Matamoros y el arte poético de Juana Borrero”
Se le puede considerar como un prodigio de la naturaleza cuya vida fue segada en plenas facultades y cuando más valerosa era su obra que enriqueció el cuento, el artículo literario y el trabajo pedagógico de la época que le correspondió vivir y de todos los tiempos.

Coloma Cuellar:
Pianista sagüera (1915-1968) Descendiente de músicos, dotada de un talento ejemplar para la música, consumada pianista, toma parte en múltiples actividades musicales tanto en el género popular como en salones de concierto. La muerte la sorprende a temprana edad cuando se esperaban de ella los mayores triunfos. Su nombre quedó grabado con altos caracteres en la historia musical de Sagua la Grande.

Concepción de la Luz Rodríguez Díaz (Conchita):
Nace en 1883. Con solo 21 años fundó la Academia de Música Conchita Rodríguez (1904). Pedagoga musical, contribuyó a la formación de varias generaciones de4 músicos. Su obra reveló una trayectoria ascendente en el campo de la pedagogía musical de su localidad. Pianista de visión futurista, extendió la enseñanza musical a otras partes del país. Cumplió dos importantes funciones: instruir y promover la cultura musical. No solo fue pedagoga y pianista, también creadora musical. Se destacó por sus composiciones (Intima y Así te quiero yo) Falleció en el año 1976.Elvira Fabre Obregón:
Profesora de piano y violín del Instituto Musical Fabre que dirigió su padre. Se destaca como profesora de guitarra y mandolín. Brilló en su madurez como compositora, consagra su vida a la enseñanza musical.

Asela Béker:
Fundadora en 1933 del PCC en la localidad, en una oscura habitación del hotel Unión. Ella creó en su casa una Academia de Corte y Costura donde se impartían clases de forma gratuita. Su taller se convirtió en el más importante punto de reunión del movimiento revolucionario de Sagua la Grande. Presidió la Federación Democrática de Mujeres.Felicia Mesa:
Boxeadora. Mujer de la clase humilde. Víctima del deporte profesional, pues tuvo que utilizar esta vía para sobrevivir ante la explotación a que era sometida la mujer cubana de aquella época. Comenzó a boxear a los 20 años con su entrenador Manolo Yánez. Sostuvo encuentros en diferentes municipios y provincias de Cuba. La situación económica de esos años la llevaron a optar por el boxeo como medio de subsistencia. Por cada pelea le pagaban cinco pesos. Perteneció a las filas de la Juventud Ortodoxa. Participó en huelgas y mítines de protesta, por lo que fue detenida varias veces.

Aida Rosa Losa García:
Perteneció a la organización Juventud Ortodoxa, en 1947, con solo 17 años trabajó en el PSA junto a Lázaro Peña y Jesús Menéndez.
Olga Francisca Flores:
Nació el 17 de septiembre de 1929 en Sagua la Grande, proveniente de una familia campesina. Durante la lucha clandestina, como miembro del Movimiento 26 de Julio participa activamente en el frente de acción trasladando bonos, confeccionando brazaletes y banderas del movimiento. En ocasiones realizaba los contactos con Aleida March y participó en el traslado del Comandante Diego Víctor Paneque, que luego resultó traidor. Acompañaba a su esposo Humberto González, Jefe de acción y sabotaje y coordinador del movimiento, a reuniones y viajes de coordinación a Santa Clara. Después del triunfo revolucionario ha mantenido su vida política activa destacándose en el apoyo a los combatientes en la Limpia del Escambray, fue acuartelada durante la agresión de Girón, fundadora de los CDR y la FMC ocupando cargos de dirección en ambas organizaciones.

Clara Pérez Colón (Clarita la del Bijol):
Se incorpora al Movimiento Revolucionario en el año 55, sirviendo de enlace desde Corralillo hasta Cifuentes, trabajando bajo las órdenes de Ernesto Mora. Su casa fue utilizada como taller de corte y costura donde se fabricaron uniformes para la lucha, y como refugio para ocultar a muchos revolucionarios perseguidos.María Caridad Pino:
Profesora de Corte y Costura que con su psicología natural realizaba trabajos directos con la FMC participando en plenarias, recorridos, movilizaciones, debates, círculos de estudio, etc, hasta su muerte en 1974 pertenecía al Bloque 16 y apadrinaba la comunidad de Armonía. Colaboró en la creación de los Círculos Infantiles.

Caridad Fonseca:
Secretaria General de la Delegación de la FMC “Neftalí Martínez”, la primera que se formó. Entrega su peluquería particular al Estado y se consagró a la obra de la Revolución. Participó, desde los primeros años, en todas las tareas de la FMC recaudando fondos para la creación de los Círculos Infantiles. Participó en debates políticos y convencimientos a las familias para facilitar la labor de la mujer en la nueva sociedad.
Melitina Ochoa:
Natural de Sagua la Grande. Se convierte en la primera Secretaria General de la FMC desde 1967 hasta 1982. Junto con Caridad Fonseca, Asela Béker y María Ramona Ferrán. Organizadora y protagonista de los Batallones de Mujeres en Palma Sola, participó en el II, III, IV y V Congresos de la FMC. Defensora de la libertad plena de la mujer y del rescate y valor de los criterios femeninos. Participó en la Escuela Nacional de Cuadros de la FMC y ha recibido, entre otras, la Medalla 35 Aniversario de las MNR, la Distinción 23 de Agosto y el Certificado Mariana Grajales. Mucha dedicación a su trabajo y al quehacer revolucionario ha dedicado esta mujer, muy respetada y querida, con una muy fructífera vida como trabajadora y dirigente.

María Julia Arredondo:
Con un carácter muy afectivo, capaz de transmitir ternura con solo hablar con las personas que la trataban. En la Campaña de Alfabetización desarrolló una gran actividad como dirigente. Además dirigió la FMC en el Municipio y en la Provincia, y tiempo después a nivel nacional como educadora. Compañera entrañable de Vilma Espín.

Caridad Arredondo Someiyán:
Nació el 19 de Diciembre de 1939. Participó en la Campaña de Alfabetización en la zona de Isabela de Sagua. Se incorpora a la docencia por el éxodo de maestros de principios de la Revolución. Licenciada en Español y Literatura, destacada dirigente de la Educación y la CTC. Participó en varios eventos culturales y educacionales: Rescate de Tradiciones, Protección del Medio Ambiente, Trabajo Comunitario, etc. Fue responsable de la Cátedra del Adulto Mayor. Ostenta las medallas 40 Aniversario de las FAR, 23 de Agosto, de la FMC, Rafael María de Mendive y la de la Campaña de Alfabetización, entre otras.Yolanda y Norma Morales Ortiz:
Nacidas en esta ciudad de Sagua la Grande se vinculan desde muy temprana edad al arte especialmente a la danza y al espectáculo en general. Su trabajo constituye un importante ejemplo para los nuevos instructores de arte.Rosa María Ramos:
Escritora. Publica varios folletos sobre hechos y personalidades sagüeras tales como José E. Pérez, Apuntes Biográficos, Sagua Social y Deportiva, Crónicas de Ayer y de Hoy y Centenario de nuestra Iglesia Parroquial. A ella podemos agradecerle que hayan llegado a nuestros días conocimientos sobre la Sagua del siglo XIX.
Mujer incondicional surgida de familia humilde. Heroína del Trabajo de la República de Cuba. Es un símbolo sagüero que trasciende por su estatura de ejemplo y heroísmo. Su ímpetu y mano fuerte la llevó a estar en los campos un sinnúmero de zafras. Jefa de la única Brigada Femenina de corte de caña manual en Villa Clara. Participó en reuniones y congresos con altos dirigentes de la Revolución. Posee innumerables condecoraciones que guarda con mucho amor junto a su foto con Fidel.

Oria del Rosario Pérez Blanco:
Nació el 20 de Diciembre de 1949. Inicia sus estudios de Piano desde los cinco años en la Academia de música dirigida por la eminente profesora Conchita Rodríguez. Estudió Piano, Teoría y Solfeo graduándose con brillantes calificaciones. Ejerció como p0rofesora privada adscripta a la Academia hasta la nacionalización de la enseñanza, pasando entonces a laborar como profesora en la Escuela Elemental de Música de Cultura en Sagua la Grande. Ejerce como profesora durante 36 años, asume la tarea de Instructora de Arte, además de la dirección del Grupo Lírico “Conchita Rodríguez” en el Museo de la Música “Rodrigo Prats”, único de su tipo con artistas aficionados en el país. En la actualidad es la directora de la agrupación musical “Frank Fernández”Isabel Monal:
Nace en Sagua la Grande en 1931. Filósofa. Premio Nacional de Ciencias Sociales en 1998. Profesora Titular de la Universidad de la Habana. Dirige la Cátedra de Estudios Marxistas Julio Antonio Mella del Instituto de Filosofía, y actualmente, la revista “Marx” Forjadora de la intelectualidad cubana desde los albores del primero de Enero de 1959.

Concepción Campa Rodríguez
Nació en Sagua La Grande el 12 de Mayo de 1951, desde joven le intereso la búsqueda de medicamentos nuevos, en particular los provenientes de las plantas, por esta razón estudio Licenciatura en Ciencias Farmacéuticas. Su haber científico creció de año en año y hoy es investigadora titular del Ministerio de Ciencias Tecnología y Medio Ambiente, Doctora Honoris Causa de la Universidad de La Habana y del Instituto Superior de Ciencias Medicas de Villa Clara y Directora General del Instituto Finlay, un Centro de gran prestigio internacional de sueros y vacunas. Su vocación de educadora se vio realizada desde que asumió la Dirección y orientación del Equipo que logro desarrollar en 1986 la vacuna semisintético contra la Meningitis Antimeningocóccica tipo B y C única de su tipo en el mundo, reconocida y certificada en 1992 por la Organización Mundial de la Salud por su alta efectividad. Ha recibido reconocimientos como el Premio Iberoamericano José Martí y Heroína del Trabajo de la República de cuba.

María Julia Abelo:
Persona dedicada a la salud en su labor como comadrona, llegando a ser delegada de la Asociación Nacional de su especialidad.

OTRAS MUJERES DESTACADAS EN LA HISTORIA SAGÜERA
Ismari Garrido Conspiradora durante la Huelga de 9 de Abril de 1958
Teresa Vila Conspiradora durante la huelga del 9 de Abril de 1958
Magdalena Rodríguez Conspiradora durante la huelga del 9 de Abril de 1958
Juana Tapia. Conspiradora durante la huelga del 9 de Abril de 1958
Adelfa Villar Conspiradora durante la huelga del 9 de Abril de 1958
Nelsa Trejo Velazco Conspiradora durante la huelga del 9 de Abril de 1958
Isolina Días Fundadora de la FMC
Liduvina Miranda Fundadora de la FMC
Rosa Pérez Chaviano Fundadora de la FMC
Obdulia Flores Fundadora de la FMC
Bertha Nocedo Fundadora de la FMC
Gudelia Marichal Fundadora de la FMC
María Herminia Ibáñez Participó en la Campaña de Alfabetización
Basilia Morales Participó en la Campaña de Alfabetización
Teresa Fernández Participó en la Campaña de Alfabetización
Marisol Mildestéin Participó en la Campaña de Alfabetización
Isabel Machado Participó en la Campaña de Alfabetización
Olga Betancourt Participó en la Campaña de Alfabetización
Norma Aldama Participó en la Campaña de Alfabetización
Olga Ramírez Participó en la Campaña de Alfabetización
Eulalia Navarro Participó en la Campaña de Alfabetización
Isabel Machado Participó en la Campaña de Alfabetización
Caridad Torres Participó en la Campaña de Alfabetización
Nelis Valdés Participó en la Campaña de Alfabetización
Asseneh Rodríguez Actriz
Silvia Johodoi Actriz
Ana Teresa Badía Periodista de la Mesa Redonda Informativa
Isabel Fernández Locutora de NTV

La amplia trayectoria del desarrollo y evolución de la Ciudad de Sagua La Grande desde su surgimiento como Villa hasta la actualidad ha contado con la participación de la mujer en todas las esferas de la vida, haciendo posible su avance indetenible demostrando que la fuerza femenina está destinada a ser el complemento indispensable de la historia de los pueblos.

5 comentarios:

Yoel Rivero Marín dijo...

Muchas gracias a todos los que se comunican con este sitio no solo por sus comentarios dejados aquí, sino por sus correos. Uno que realmente llena de placer a quienes hacemos este sitio lo queremos compartir con todos.
Estimado Yoel Rivero,

Le escribo porque estoy interesado en una de las mujeres a quien ha hecho homenaje el pasado día 2 de julio en su blog Sagua Viva, en la entrada "La mujer hace historia en Sagua la Grande". Me ha interesado mucho lo que leí sobre Rosalía de Castro, de la que dice esto en su blog:

"Nació en Sagua la Grande el 19 de Septiembre de 1895 y murió en La Habana el 19 de Noviembre de 1922. Mujer dotada de una agilidad mental sorprendente y con grandes inclinaciones hacia las letras desde niña, así fue vista por grandes figuras de la crítica como Enrique J. Varona.
En La Habana comienza a manifestarse en el género de las manifestaciones poéticas colaborando con la revista “Letras Cubanas”. De ella escribió José Manuel Carbonell en su Enciclopedia “La evolución de la cultura”: “Posee la singularidad de Gertrudis Gómez de Avellaneda, la sensibilidad de Luisa Pérez de Zambrana, la inspiración de Mercedes Matamoros y el arte poético de Juana Borrero”
Se le puede considerar como un prodigio de la naturaleza cuya vida fue segada en plenas facultades y cuando más valerosa era su obra que enriqueció el cuento, el artículo literario y el trabajo pedagógico de la época que le correspondió vivir y de todos los tiempos."

He visto que el trabajo que cita es de la autoría de Mercedes O. Rodríguez, Aylín López Carvajal y Rodolfo Pérez Guerrero. La verdad es que estoy muy interesado en acceder a poemas de esta sagüera, desconocida para mí hasta hoy, ya que siento fascinación por el estudio de escritoras cubanas, sobre todo del siglo XIX e inicios del XX. Muy curiosa la nota de Varona, es lo que me ha despertado más el interés. Y podría acceder al libro de Carbonell. Vivo en Barcelona, trabajo como profesor e investigador en la Universidad Autónoma de Barcelona, aunque soy cubano de nacimiento y he estudiado a profundidad nuestra cultura.

Por eso le escribo, por si pudiera servirme de puente hacia esta escritora, homónima con la escritora gallega romántica y que muriera tan joven. Si conservan algún tipo de dato complementario, algún texto, etc (aunque imagino que en el libro de Carbonell, por el formato que tiene, debe hacer alusión a parte de su biografía y traer poemas escogidos). Me gustaría que ese puente sea la continuación del estímulo que ha provocado la lectura de su blog.

Muchos éxitos con la empresa y se agradece que existan este tipo de espacios para conocer mejor la vasta cultura de las ciudades cubanas. Que no todo es La Habana, Santiago o Camagüey o Santa Clara. Hay grandes, enormes tesoros en ciudades como Sagua.

Un saludo muy cordial,

Félix Ernesto Chávez.-

Gabriel dijo...

Estimado Yoel:
Mi nombre es Gabriel
Me siento muy orgulloso de ser Saguero y de saber que hay tantas personalidades en mi querida ciudad, pero me gustaria agregar otra gran mujer que ha sido muy reconocida en su deporte, ella es para todos los sagueros un gran orgullo, "NORA AIDA LAYA" gran campeona nacional de ajedrez y reconocidapor la prensa y muchos sagueros.
En verdad no se cuantos titulos dejo en Cuba, pero he tenido la gran dicha de conocerla en persona y es la mujer mas caritativa, inteligente y sociable que tal vez nunca habia conocido.
Para mi gran amiga Nora Aida Laya, mi mas sincero agradecimiento por ser ella otra parte de la grandisima historia femenina de Sagua La Grande.

Anónimo dijo...

Mis saludos es un blog de altísima calidad y con muchos amigos.Los visito frecuentemente pero no había leído este artículo.
Gracias por incluirme entre tantos nombres que al verlos creo haber hecho demasiado poco como para merecerme el estar. Mis cariños y agradecimientos, Ana Teresa.

Yoel Rivero Marín dijo...

Gracias a usted por comunicarse con este blog y por llegar hasta aquí con frecuencia. Es bueno siempre que los sagüeros estén cerca y le aseguro que debía estar aquí, como muchas otras mujeres que puedan quedar sin ser mencionadas, pero cada uno de estos artículos está abierto al enriquecimiento que puedan aportar los nacidos en Sagua la Grande.

jwong19 dijo...

Le agradezco a usted su gentileza y consideración, en dejar en mi perfil del "facebook" su enlace a éste interesantísimo y oportuno artículo, como un merecido homenaje a la figura femenina de nuestra "Villa del Undoso"...

Su espacio concentra una gran diversidad de muy buenos escritos que transmiten con vigor la esencia de sus contenidos...muchas gracias por el privilegio que me concede, de poder viajar a travéz de su verbo y el de aquellos que también abonan grandemente a su espacio. Mis respetos desde la "Isla del Encanto"

..."Cuba y Puerto Rico son de un pájaro las dos alas, reciben flores y balas en el mismo corazón"...Lola Rodriguez de Tió, quien también murió en nuestra patria...Muchas gracias apreciado y bien ponderado amigo...

Entradas populares del mes

Comunidad Sagua Viva

Nuestro sentimiento

Sagua Viva es todo aquello que nos une. Somos un puente entre los sagüeros del mundo y los de esta tierra, entre el pasado y el presente, entre los sueños y las realidades. Donde quiera que exista un sagüero Sagua está Viva.