lunes, 22 de marzo de 2010

Tengo lo que tenía que tener

Por: Yoel Rivero Marín.
Este es un blog personal, por lo que también vale el criterio personal, la vivencia y las realidades de la persona que lo hace.
En mi quehacer cotidiano he integrado e integro organizaciones que me llenan de orgullo y me acogen con respeto y reconocimiento. Integro otras que no me escuchan, algunas que no me importan y muchas más que solo están. También existen aquellas a las que siempre he soñado pertenecer, he hecho por ellas como el más devoto de sus miembros, las he respetado como no lo hacen muchos de los que las llevan por banderas, he estado en silencio aportando a su crecimiento y aún así, sus puertas permanecen cerradas. Nunca iré de mendigo a solicitar audiencia, pues la humildad la reservo para mi entrega diaria a su objetivo principal. No somos todos los que están, ni están todos los que somos.
No tengo el compromiso, pero me siento comprometido.
Escribo más allá de los resortes que tiran mis palabras, opino más alla de las palabras que rigen mis acciones.
Tengo Fe aunque no profese creencia alguna.
Confío en el mejoramiento humano, aún cuando sé que hay seres humanos que nunca van a mejorar.
Cuento con el talento que me hace crecer, aún cuando deba romper mucho techo para ver la luz.
Sé muy bien cómo se mueve el mundo, aún cuando no lo pueda mover.
Tengo el conocimiento, voy por la vida con la mente cargada de sueños y proyectos. Aún cuando mis manos casi siempre van vacías.
Mantengo una familia unida, aún cuando la cotidianeidad abrume.
Tengo amigos y amores, aún cuando todos deban poner mucho empeño en saber comprenderme.
Tengo metas, más allá de un camino difícil de ver.
Tengo poco que pedir y mucho que ofrecer.
Estoy donde quiero estar, para quienes me acogen, tengo mi gratitud. Nadie me ha regalado nada, “Tengo lo que tenía que tener”.
Para quien me conoce, en lo que escribo, encontrarán respuestas; para los que no, no pongan palabras en quien deben conocer.

2 comentarios:

Yolanda Molina Pérez dijo...

Yoel he tratado varias veces de dejarte un comentario y no he podido, ignoro si es por la conexión o algún problema de configuración en casa, el post anterior me gustó mucho y en este siento que fue una decepción la que te impulsó a esta "declaración", tienes más de lo que muchos ni siquiera sueñan tener, pero lo más importante es que tienes la capacidad para valorarlo, disfrútalo y recuerda: "ladran Sancho, señal que cabalgamos"

Yoel Rivero Marín dijo...

Gracias y creo que aciertas, me gusta ser fiel sobre todo a lo que pienso y justo con todo lo que me rodea, por eso lo escribo