lunes, 30 de marzo de 2009

¿Cómo hacer un blog en Cuba?

Por: Yoel Rivero Marín.
En la era moderna, donde se le rinde culto a la INTERNET, es casi una ofensa estar sin conexión, en los países del primer mundo tener una publicación digital es prácticamente como llevar un diario escolar. Según Internet World Stats el número estimado de usuarios de internet en el mundo es de 1.407.724.920. El sondeo se efectuó en Marzo de 2008. Tomando en cuenta la población mundial total (6.676.120.288) significa que poco más de un 20% de las personas pueden acceder a internet. Pero para el 80 % de la población mundial es realmente un privilegio contar en primer lugar con un ordenador personal y una utopía tener a 10 kilómetros de distancia la posibilidad de conectividad. Lamentablemente Cuba cae precisamente dentro de ese 80 % y mientras más nos alejamos de la capital nacional o de las capitales de provincia la realidad se convierte en un golpe demoledor que te quita todo empeño de acercarte al mundo. Decir lo que pensamos y que otros lo conozcan ya se hace una necesidad, pues a diario son millones los que buscan sus intereses con Google o solo ven los videos que son puestos en You tube. ¿Cómo hacer entonces un blog en Cuba?... o más crítico aún, ¿Cómo hacer un blog en un municipio del centro de Cuba? Sabemos que lo que podamos escribir los que contamos con este servicio no será leído por el resto de los sagüeros, en mi caso recidente en la localidad de Sagua la Grande, pero sí por el resto del mundo y eso es en estos momentos lo más importante, pues la realidad que navega en la red no debe ser solo la que pongan los que tienen el dinero para hacerlo, debe ser una realidad lo más abarcadora posible. Todos los que contamos con el acceso a la red tenemos que dedicar muchas horas fuera de nuestras propias obligaciones cotidianas para darle vida a estas bitácoras personales, las que surgieron precisamente cómo algo personal, donde cada quien en el mundo plasmaba lo que sentía y vivía de una forma muy espontánea y sin muchos requisitos. Los cubanos le hemos hecho algunas variaciones a su función y esta posibilidad se ha convertido en una forma de decir y abrirnos al mundo. Podemos contar con sitios que prácticamente no tienen nada que envidiar a una publicación oficial en cualquier rincón del planeta, por la seriedad, la profundidad y la variedad de sus contenidos. Hacer un blog en Cuba no crean que resulta nada sencillo. Hoy por ejemplo yo terminé mi jornada laboral, cumplí con todas mis obligaciones hogareñas y tengo a mi pequeña hija de solo 7 años prácticamente cursando una maestría en paint para que me permita escribir estas líneas y llevarlas a la red. Los que sostenemos estos sitios personales no siempre tenemos el tiempo, no siempre tenemos conexión, no siempre tenemos la idea en el momento que tenemos la PC, no siempre somos capaces de saltar por encima de nuestras abrumadoras cotidianeidades para escribir en la red y aún así lo hacemos, por fuerza mayor como dijeran unos, yo digo que es por ahínco, por esa necesidad de decir, por la necesidad de ser escuchados.
Nadie sabe lo que experimenta alguien que se encuentra en el centro de Cuba y de su tierra, de Sagua la Grande, dice lo que siente, lo que vive, lo que aprende. De ella han escrito muchos en la red, sin la más mínima responsabilidad, con un individualismo de ideas y conceptos que hacen bullir el desarraigo que los mata. Tal vez tienen la INTERNET en el cuarto de sus casas, pero no tienen sus casas en la tierra desde donde escribimos los que somos capaces de hacer un blog en Cuba y particularmente en Sagua la Grande, esa que está viva y sigue su curso, esa que no se ha detenido, esa que con aciertos y desaciertos camina, anda bien, mal, regular, pero anda. Escribir en la red es, aún cuando implica sacrificios, uno de los goces más plenos que pudiera experimentar, aún cuando tenga que sortear obstáculos de todo tipo, incomprensiones de toda clase y hasta la familia, que nunca ha navegado en la red, que no comprende por qué le dedico tanto tiempo sin el más mínimo beneficio material.
Hacer un blog en Cuba no es fácil, tal vez no lo puede hacer cualquiera, tal vez traiga más problemas que soluciones, tal vez muchos piensen que no tenemos la libertad de decir lo que pensamos y cuándo lo pensamos, pero aún así los hacemos y decimos lo que queremos decir, somos nuestros propios escritores, editores y censores y para quien lo dude el debate está abierto, pregunte lo que quiera sobre cómo hacer un blog en Cuba, aquí podemos aclarar cualquier tipo de interrogante.

6 comentarios:

Jorge Bousoño dijo...

Muy certero tu artículo estimado Yoel. Puede que de ahí parta el que asumamos este "reto" con la humildad, seriedad y mucha responsabilidad, a más de la consecuente necesidad de expresión o aporte de nuestra mira.

Gracias por hablar por todos.

Slds, Siempre,

[ElDuende de AlasCUBA]

GaviotaZalas dijo...

Las personas somos lo que pensamos, plasmarlo en un blog es la materialización de esta libertad parcial. -Parcial porque luego hay q ver si todos actuamos como pensamos-
Ningún dinero podrá pagar x las alas que te dará la red, USALAS!!!

saludos desde Italia.

Frank A. Caner dijo...

Muy oportuno,interesante,útil y valiente articulo,Felicidades!

Maylin F dijo...

Despues de haber leido varios de tus articulos en tu Blog, leer este es como empezar de 0. Aparte de tu valentia para salirte de tu normal linea, que he apreciado porque soy saguera de las de afuera, de las que tiene internet en la habitacion, conectada las 24 horas y muchas veces termino visitando sitios como el tuyo, que me acercan a donde tu estas, y no siento menos que tu. Saber de la historia de Sagua me gusta mucho, saber que gente joven como tu se interesa en esa historia, me hace sentir acompanada, y ahora descubrir tu ansia de individualidad, me hara leer tu blog mas seguido.

rogertm dijo...

Muy bueno este post, me gusta mucho la forma y el enfoque que le das.

Nosotros pasamos miles de dificultades para hacer nuestros Blogs y mantenerlos como es debido y realmente no es fácil, mas de una vez he tenido problemas en mi trabajo por estar atendiendo mi Blog en lugar de hacer lo que debo xD pero bueno, son palos que nos toca recibir

Ya le di algo de promo a tu post: http://twitter.com/roger213tm/status/1446931740

BTW perteneces a la comunidad de Foros del Web??? allí soy rogertm: http://www.forosdelweb.com/miembros/rogertm/

En fin, estamos en contacto y obligatoriamente agrego tu Blog a mi GReader, así que te leeré con mas frecuencia... saludos desde la Habana Vieja Hermano

Yoel Rivero Marín dijo...

Aquí dejo el comentario del periodista Reinaldo Cedeño que me pidio que su comentario quedara en este espacio y respeto los criterios, sobre todo de los amigos, él y todos los que han respetado los míos son también de aquellos que saben cuanto amor ponemos en este esfuerzo los que hacemos blogs en Cuba.

SOMOS MUNICIPIOS DEL MUNDO

El criterio se sostiene sobre ideas y argumentos. A partir de allí, se construye “el edificio de la comunicación”.

El repertorio lingüístico seleccionado y los puntos de vista escogidos, pasan NECESARIAMENTE por un plano subjetivo, porque el lenguaje es la envoltura del pensamiento; PERO aunque la producción ideo-lingüística, es INVARIABLEMENTE un ejercicio INDIVIDUAL e irrepetible; presupone, sobre todo, RESPONSABILIDAD.

No importa si trabajas en una emisora comunitaria o en una de onda corta, en un telecentro municipal o en un canal nacional, si escribes para un periódico local o la Internet, SIEMPRE EL EJERCICIO DEL CRITERIO; LLEVARÁ A SU VEZ EL EJERCICIO DE OTROS CRITERIOS que podrán ser congruentes con el tuyo, o discrepantes. Eso forma parte del ABC de un comunicador.

Las respuestas, réplicas e interpretaciones de un criterio vertido, constituyen una parte INEVITABLE, RESULTANTE y LÓGICA del proceso de comunicación, que se escapa de la voluntad de quien escribe.

El paraguayo Augusto Roa Bastos ―una de las cumbres de la literatura en español―, escribió que un texto puede ser interpretado con segundas, terceras y hasta cuartas intenciones. Lo que uno escribe le pertenece al autor sólo en un nivel primario. Una vez que es leído, escuchado o visto, y ha pasado por la interpretación de cada quien, es reescrito mentalmente. Toda lectura es una reescritura.

La Internet ha posibilitado toda una revolución comunicativa. Cualquiera que tenga acceso a la red de redes puede crear una bitácora personal y emitir allí su criterio; PERO tal criterio será RESPETABLE en la medida de la solidez de los argumentos que defienda, la precisión de las fuentes que cita y la definición exacta de aquello que comenta o señala.

En Cuba, el fenómeno de las bitácoras es reciente. Y como todo aquello que va llegando, generará seguramente diversas aproximaciones profesionales, que ―despojadas de apremios y sobresaltos―, estudien y aprovechen sus posibilidades, dinámica y alcance. Es ese martiano “injertarnos” en el mundo, desde el “tronco de nuestras Repúblicas”, al que no podemos renunciar.

Desde el punto de vista comunicológico, con las bondades técnicas de hoy, CADA MUNICIPIO DE CUBA se ha convertido en UN MUNICIPIO DEL MUNDO. Y en esa misma medida, ha de avanzar el pensamiento.

El acceso al ciberespacio en Cuba aún es deficitario: no vivimos en un país de abundantes recursos. Mi trabajo en el blog es voluntario… PERO he persistido porque abrazo esa nueva posibilidad dada a los comunicadores cubanos: la de comunicar ideas desde mi país, desde esta Cuba que sueña, construye, resiste y se debate en medio de tantas complejidades.

Cuando escribo, intento hacerlo de la mejor manera, sin creerme, eso sí, que lo que hago es perfecto, que siempre tengo la razón o que siempre coincidirán conmigo. PERO persisto en esta “guerra de pensamiento”, como diría Martí. Por eso exploro esencialmente el mundo artístico: es el que mejor conozco.

Mi blog, LA ISLA y LA ESPINA, hace más de un año en la red, fue una solicitud de la Unión de Periodistas de Cuba. Accedí gustoso, como tantos otros colegas que mantienen (y muy bien) sus blogs.

Aquí te dejo mi experiencia y apreciaciones, por si de algo te sirven. Estoy convencido de que tenemos puntos de coincidencia porque conozco la seriedad y calidad de tu trabajo, dedicado especialmente a resaltar el trabajo joven, el lado humano de las cosas y la historia de Sagua.

En un link que he llamado MENSAJE PERMANENTE DEL POLEMISTA he tratado de definir el perfil de mi blog

“aunque la interconexión infinita de hoy nos convierte en ciudadanos del mundo, nunca esquivaré mi condición de periodista y de cubano. (…) Siempre he creído en la polémica, y en el derecho al criterio (…). Una polémica es un intercambio de saberes, un toma y daca de ideas, no un duelo a sablazos.

“Sé que un juicio no siempre recibe una postal de felicitación, lo tengo bien asumido. Sé que no hay que ser virginal al escribir, pero sí se ha de ser respetuoso. En eso me formaron y así lo practico irrevocablemente.

“Para mi sorpresa, y satisfacción este proyecto va ganando lectores; pero mi blog es muy modesto para creer que desde aquí puedo sentar criterios, levantar ídolos ni descabezar estatuas. Nada más lejos de mi intención. Mi propósito es comunicarme. Y lo hago de un modo simple: Digo lo que creo, y trato de hacerlo con argumentos, respeto y RESPONSABILIDAD. Es la única regla”.

Espero, seguir conociendo sobre la historia y la realidad de Sagua, gracias a tus artículos y el de otros calificados profesionales, en SAGUA VIVA.

Reinaldo Cedeño Pineda